¿Para qué quiero un Preparador Físico?

09.02.2020

     He sentido la obligación de comenzar este blog con un artículo que, a día de hoy, muchos deportistas aún se cuestionan a la hora de plantearse una ayuda externa para su preparación física. "Llevo años corriendo, haciendo deporte, por tanto, qué me va a enseñar un preparador físico que yo no sepa".

    Llevo más de 20 años practicando deporte, desde que tengo uso de razón, el fútbol lo era todo para mí, pero las lesiones de rodilla me apartaron definitivamente de su práctica. Posteriormente en las Fuerzas Armadas, realizaba muchísima actividad física, a veces con buenos instructores y otros con no "tan" buenos.

    Durante mis años de práctica deportiva, he participado en multitud de carreras, principalmente de media y larga distancia, 15k, Medios Maratones Y maratones, tenía muchos amigos que me decían...Un día de estos la vas a palmar....

    Por desgracia, cada vez aparecían más noticias de deportistas que en carreras habían sufrido la denominada "Muerte Súbita". Mis amigos me decían, "¡Tú ves, y no era su primer maratón!".

    En primer lugar, nadie está libre de sufrir un infarto mientras practicas deporte, ni los deportistas profesiones, cuyos clubs, pagan un dineral para que pasen multitud de pruebas médicas. Esto, podemos hablarlo en otro Post.

    Pero en mi opinión todo deportista debe pasar un reconocimiento médico cada cierto tiempo, y dependiendo de su edad, pruebas anuales, incluyendo pruebas de esfuerzo. ¿Pero quién hace esto hoy en día? Me responderéis... ¡Hombre si me lo pagas tú! No os quito la razón, vale dinero, pero si quieres hacer una determinada prueba física, deberéis saber, si vuestro cuerpo, en concreto vuestro corazón, está preparado para ese esfuerzo. Y si ya tenéis cierta edad, podréis replicarme con: "el año pasado me hice un electro, y salió perfecto". Bueno, siento decirte, que el 80% de las lesiones cardiacas sólo aparecen en esfuerzo...

     Continuando con lo anteriormente descrito, quiero hablaros de la figura del Preparador Físico, que es el tema que nos trae hoy aquí. El preparador físico, no es una persona que ha adquirido sus conocimientos en cursos que se impartían en las academias antiguamente.

    La Figura del preparador físico está hoy bien regulada. Hay comunidades como la de Madrid, Ceuta, próximamente Valencia...que van a especificar mucho más los requisitos necesarios para ejercer de Preparador o entrenador personal. Al preparador físico le da derecho a ejercer como tal, siempre y cuando posea la correspondiente titulación Universitaria Grado / Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (Antes denominada INEF). Dentro de estos estudios, hay multitud de asignaturas prácticas, pero lo que aquí nos interesa son aquellas como, Fisiología Humana, Fisiología del Deporte, Anatomía Humana, Kinesología, Bioquímica, Teoría y Practica del Acondicionamiento, Valoración de la Condición Física, Lesiones, Planificación deportiva, Biomecánica...entre otras muchas otras... (me dejo unas 50). Con todo esto a dónde quiero llegar... Pues que el preparador físico es una persona preparada para ofrecer un determinado servicio.

    Hasta hace no mucho, si hablábamos de Readaptación deportiva (lo trataré en otro Post), el Ministerio de Sanidad aún no tenía claro si la Figura del Graduado o Licenciado en CAFD, podía trabajar con personas que padecían algún tipo de patología. Bien, hace unos meses, el ministerio de Sanidad hacía una aclaración en la que comentaba, que debido a la cantidad de asignaturas relacionas con el ámbito sanitario que se impartían en sus estudios Universitarios, los Graduados o Licenciados en CAFD, disponían de los suficientes conocimientos para trabajar con personas con diferentes patologías.

    Quizá aún, seguís preguntándoos que para qué quiero un Preparador Físico, si puedo descargarme planes de entrenamiento para cualquier carrera o modalidad deportiva que exista. Cierto.

    Desgraciadamente, he conocido personas que se hacían llamar preparadores físicos que lo que hacían a sus atletas era un corta pega literal de cualquier otro atleta, plan, blog...etc. Si tu le decías que el próximo miércoles no puedes entrenar porque trabajas... te encontrabas un entrenamiento el miércoles, quizá de hasta 15km. O que para un atleta amateur que quería correr un maratón, en la semana de más carga, llegaba a tener 160 km de carrera.

    Me he encontrado en multitud de ocasiones con personas que me decían, yo no pago para que me preparen para esta prueba. Es respetable dicha opinión. Y la experiencia, me ha dado la visión, de que estas mismas personas en un futuro no muy lejano, vuelven a ti..."es que los planes de internet no me han funcionado" y me he lesionado.

    Es cierto, que esos planes de entrenamiento genéricos no disponen de un principio básico en el entrenamiento deportivo. Y éste, es el PRINCIPIO DE INDIVIDUALIZACIÓN. Cada persona es diferente, cada persona, responde de distinta manera ante un mismo estímulo, cada persona, misma complexión, peso o altura, no responde igual al mismo entrenamiento. Creo que este es el principal error que existe hoy en día entre los deportistas amateurs y muchos preparadores físicos. Y he aquí por lo que sí debes contar con un preparador físico preparado.

     El preparador físico conoce el cuerpo humano, conoce los principios del entrenamiento (Individualización, variabilidad de la carga, planificación, periodización...etc), y otros muchos detalles que son imprescindibles para llegar al éxito. Es por ello que ante todo debes exigir un trato individualizado. Esta claro que no será igual, si lo que quieres es correr un 5k, a si quieres correr un Maratón. La individualización será mayor en la segunda. Pero exígelo.

     No quiero quitarme de encima la responsabilidad que nos corresponde a los profesionales. Considero, que, si preparo a un atleta, aún incluso del objetivo que tenga, he de individualizar todo su entrenamiento y debo ser capaz de adaptarme a su vida real, en la que entra la familia, el trabajo e incluso el ocio, porque si preparamos a atletas amateurs, no podemos tratarlos como profesionales.

    Sólo de esa manera lograremos que consigáis vuestros objetivos.